¿Cómo escoger una hamaca para bebé? [2021]

¿Estás esperando un bebé o eres padre/madre primerizo/a? Quizás te encuentres buscando los diferentes productos para recibir al peque de la mejor manera. Sillas de paseo, sillas de coche, portabebés, son muchos los productos y muchas las decisiones que deberás tomar. Uno de esos productos son las hamacas de bebé.

En esta guía de compra, te explicaré lo más importante que necesitas saber para comprar una hamaca de bebé y hacerte el proceso de elección lo más sencillo posible.

¿Cuándo comprar una hamaca para bebé?

La norma general dice que te esperes unos meses para comprar la hamaca, una vez tu peque sea capaz de sostener su cabeza por sí mismo. Pero, encontrarás modelos de hamacas para recién nacidos que son totalmente aptos, ya que en dichos modelos el bebé estará inclinado, y su cabeza estará apoyada en el respaldo, por lo que el cuello no deberá soportar todo el peso de la misma.

En resumen, yo te recomiendo que, si quieres usarla desde recién nacido, mires muy bien las especificaciones del fabricante y te asegures que el bebé estará cómodo. Si no te convence, espérate unos meses mejor.

Tipos de hamacas para bebé

En primer lugar, deberás pensar qué tipo de hamaca buscas. Existen 2 tipos principales:

  • Hamacas básicas: son, como su nombre indica, las más sencillas. Normalmente tienen el asiento con las sujeciones e incorporan la opción de balancearlas. Son de montaje muy simple, ocupan poco espacio y son ligeras de transportar.
  • Hamacas con accesorios: más completas que las anteriores, suelen incluir mayor reclinación, balanceo tanto manual como automático, melodías y arcos de juego. Por lo general, son más pesadas, con lo que resultan ideales si no tienes pensado moverlas demasiado.

A tener en cuenta para comprar una hamaca de bebé

Una vez hayas elegido que tipo de hamaca para bebé quieres, deberás fijarte en otros aspectos importantes para que tu elección sea la más acertada.

Seguridad

Es lo más importante. Asegúrate que su estructura sea sólida y que quede bien ‘anclada’ al suelo – que no se mueva. Comprueba los arneses de sujeción y los anclajes que los unen a la silla. Éstos deberían ser antideslizantes y ajustables para adaptarse al volumen del peque. Por norma general, el arnés será de 3 puntos. Algunos modelos tienen arneses de 5 puntos, que proporcionarán mayor seguridad. Pero un arnés de 3 puntos es suficiente.

Transporte

Aunque la mayoría de las hamacas están pensadas para poder ser movidas cómodamente, es cierto que aquellos modelos más completos pueden ser algo más difíciles de transportar. Encontrarás modelos ligeros – 2/2,5 kg – pero también pesados – hasta 7 kg. El modelo que escojas debe ser en función del uso que quieras darle: si quieres moverla de un lado a otro o llevártela de viaje, mira que sea una hamaca ligera; si la quieres para dejarla en un sitio fijo, entonces podrás elegir un modelo algo más robusto. Mira también que, a ser posible, el modelo incorpore asas de transporte y/o ruedas.

Espacio

Relacionado con lo anterior, otro tema importante a considerar – especialmente si te gusta viajar a menudo – es el espacio que la hamaca te ocupará. Ten en cuenta que no todos los modelos se plegarán igual y ocuparán el mismo espacio en el coche. Para aquellas familias más viajeras, lo ideal es mirar modelos que tengan un sistema de plegado con el que con tan solo un clic puedas doblar la hamaca fácilmente.

Vida útil

Una pega de las hamacas es que, por lo general, no las usarás demasiado tiempo. La mayoría de modelos tienen una vida útil de unos dos años, aunque encontraras modelos con vidas útiles desde los 6 meses hasta los 5 años. Pero más allá de la edad del niño, deberás fijarte en el peso máximo que soportan las hamacas, ya que un peso superior al recomendado puede hacer la hamaca menos estable.

Función balancín

Te diría que no es imprescindible, pero te estaría mintiendo. El balanceo le encantará a tu peque y le hará disfrutar del rato que estés meciéndole. Además, a ti te ayudará a que tu bebé se duerma más rápido. El balanceo puede hacerse de distintas formas:

  • Natural: resulta del propio movimiento del bebé. Es un movimiento suave que, si se desea, puede frenarse y poner la hamaca en posición fija.
  • Columpio: en este tipo de producto, la hamaca está colgada por medio de arneses y se balancea con un suave movimiento.
  • Vibración: algunos modelos incluyen un pequeño motor con varias velocidades que proporcionarán una relajante vibración para tranquilizar al peque. Algunas hamacas incluso tienen sensor de movimiento para que la vibración pare cuando el bebe se quede dormido.
  • Soporte balancín: aquí, un soporte sostiene la hamaca y permite un balanceo gradual de la misma. Suelen contar con amortiguación para mayor comodidad del peque.

¿Dónde comprar una hamaca de bebé?

Existen multitudes de tiendas físicas donde poder ir a comprar tanto hamacas para bebés como cualquier otro producto. Ir a tiendas físicas, sin embargo, requiere bastante tiempo y esfuerzo. Además, muchas tiendas no tienen una gran variedad de productos por una cuestión de espacio. Como solución, existen las tiendas online o las plataformas tipo Amazon, donde comprar se vuelve mucho más fácil y rápido. La ventaja de Amazon sobre el resto de tiendas – físicas u online – es la gran cantidad de productos que tiene a un precio muy competitivo. Además, la entrega es muy rápida y si el producto no te convence lo puedes devolver sin ningún problema. Por estas razones, yo siempre recomiendo esta plataforma para comprar cómodamente.

 

Espero que mi guía te haya sido de ayuda. ¡Cualquier cosa no dudes en contactarme!

 

Quizás te interesen los artículos siguientes:

Mejores hamacas

Mejores cocinitas

Mejores tronas

___

Si esta guía te ha ayudado, te agradecería muchísimo si pudieras compartirla haciendo clic en una de las redes sociales que te dejo abajo. A ti no te cuesta nada, y a mí me ayudaría muchísimo. ¡Gracias!

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 5 Promedio: 5)

0 Compartir

Deja un comentario